control de seguridad

Uso de drones para control de seguridad

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

La aplicación de las aeronaves no tripuladas ha supuesto un gran crecimiento en otros ámbitos. Sus múltiples usos se han implantado en diferentes áreas profesionales que han logrado grandes beneficios. Desde la agricultura hasta la gestión ambiental, pasando por uno de los ámbitos más importantes: el control de seguridad. Si hay un uso de los drones al que se puede sacar partido es el de la protección del entorno y los ciudadanos. Y ya son varios los organismos públicos y privados que lo implementan en sus campañas. Analizamos cuáles son las aplicaciones más útiles de los drones en el ámbito de la seguridad.

La inclusión de los drones en la seguridad ciudadana es cada vez más palpable. Su uso en materia de protección civil es un aspecto sin duda beneficioso para las localidades en su conjunto y para los habitantes en particular. Es muy común oír hablar de la aplicación de las aeronaves no tripuladas en materia de vigilancia y seguridad privada. Sin embargo, su uso también puede extrapolarse al ámbito público.

Control de seguridad vial con drones

Con la ampliación de los escenarios en los que está permitido el vuelo de aeronaves no tripuladas, su acceso a casi cualquier lugar es mucho más factible. Por ello, entidades como la DGT (Dirección General de Tráfico) trabajan con los drones para hacer una vigilancia exhaustiva de la circulación por las carreteras nacionales convencionales. Con su segunda prueba en el pasado verano, la DGT anunció que estos dispositivos aéreos realizarían un trabajo complementario al de los agentes de Tráfico. Sus funciones son, por tanto, de vigilancia y control, no siendo posible la puesta de multas a través de las imágenes.

Garantía de la seguridad pública

Además de su aplicación en materia vial, los drones son ya utilizados por instituciones como la Policía. En concreto, los Mossos d’Esquadra fueron los pioneros en emplear las aeronaves no tripuladas como garantía de la seguridad pública. Hace unos meses se estableció el primer operativo dron de vigilancia que permite incrementar la visibilidad del ángulo retransmitido en directo. Esto potencia un aumento de la accesibilidad a zonas limitadas para los profesionales y acelera la respuesta policial.

Aplicación en prevención e investigación

Otra de las aplicaciones de los drones en el ámbito de la seguridad está relacionado con la inclusión en la prevención y en las investigaciones. La Policía Autonómica de Galicia ya lo ha implementado en las tareas de seguridad de un tramo del Camino Portugués. Gracias a las ventajas tecnológicas que presentan las aeronaves no tripuladas, es posible atender a la protección del cuerpo humano en labores de seguimiento de los peregrinos. Además, resultan más baratos que otros dispositivos como los helicópteros. Y no requieren la presencia de agentes en las posiciones estratégicas.

Aparte de estas aplicaciones ya tangibles, el uso de los drones en la investigación policial ayudaría a la identificación de sospechosos en provocación de incendios forestales. Esto supondría un destacable adelanto en la gestión medio ambiental de los terrenos.

Deja un comentario