Cámara termográfica para drones

La termografía aérea es una de las técnicas más avanzadas en medición de temperaturas. Gracias a su tecnología, permite obtener datos reales sobre zonas sin necesidad de que exista un contacto directo. Las aplicaciones de esta herramienta basada en rayos infrarrojos son múltiples. Sobre todo, desde que se ha democratizado su uso al lograr su incorporación a equipos más asequibles como los drones. Analizamos cómo la cámara termográfica para drones abre un amplio abanico de posibilidades a los usuarios que forman parte del sector.

La cámara termográfica como tendencia

La termografía aérea es un campo en pleno desarrollo al que cada vez se suman más aplicaciones. Sus posibilidades incitan a muchas empresas a utilizarla como herramienta indispensable para sus servicios. La tendencia se inclina hacia que muchas organizaciones digan adiós a los métodos de control convencionales. Para adaptarse así a las aplicaciones de tecnologías tan innovadoras como la incorporación de la cámara termográfica en drones.

Usos de la termografía aérea con drones

El principal objetivo de incluir la termografía en las aeronaves no tripuladas es lograr una detección de cualquier fallo o avería que pueda producirse. Con esta localización prematura se evita un gasto innecesario de recursos materiales y humanos. Pero ¿en qué ámbitos podemos dar uno a la cámara termográfica para drones? Entre las actividades profesionales en las que aplicar esta tecnología destacamos la vigilancia, la construcción y edificación, la eficiencia energética o el control de las energías renovables. Aunque la realidad es que tiene utilidad en casi cualquier sector

Ventajas de combinar ambas tecnologías

Hemos mencionado en anteriores ocasiones cuáles son los beneficios que podemos obtener del uso de drones. Pero si nos referimos a su aplicación conjunta con la termografía aérea, los efectos positivos se multiplican. Además de lograr una reducción de los costes, se previenen los riesgos derivados de ciertas actividades profesionales. Con la cámara termográfica incorporada a los drones se recibe una información precisa y actualizada en cada momento. Esto permite que cualquier usuario pueda realizar un control más exhaustivo de la aplicación que le esté dando a la herramienta. Se alcanza, de este modo, una mayor automatización y versatilidad de los procesos y una seguridad más alta en los mismos.

Servicios con cámara termográfica

En AXDRON, autorizados por AESA, sabemos cómo conjugar perfectamente la cámara termográfica con los drones para sacar el máximo rendimiento al equipo. Los dos dispositivos conforman una herramienta muy potente y con infinidad de aplicaciones. Aprovecharla para su correcta aplicación es el trabajo de nuestros profesionales. Contamos para ello con grandes expertos en el sector de las aeronaves no tripuladas y de la termografía aérea. Contacta con nosotros para descubrir más sobre este servicio.

Deja un comentario